INFORMACIÓN

¿QUIÉNES SOMOS?

Somos una ONG de voluntariado que ofrece un servicio integral, anónimo y gratuito de apoyo a las personas que se encuentren en situación de crisis. Ya sea a través de las llamadas telefónicas o en atención presencial cuando las personas acuden a nuestra sede.
Por otra parte, promovemos numerosos programas para mejorar la salud emocional de las personas, de las familias y de la sociedad en su conjunto.
Además de ofrecer una formación continuada a nuestros voluntarios/as. Fomentando en parte la importancia de hoy en día del voluntariado. Sobre todo el voluntariado constructivo y participativo. 

¿QUÉ HACEMOS?

Intervención en crisis: 
  • Servicio permanente de Orientación
  • Asesoramiento e intervención profesional en entrevista personal 
  • Servicio de Orientación Familiar
  • Talleres para crisis Específicas.
Promoción de la salud emocional:  
  • El Teléfono de la Esperanza ofrece una formación específica a todos aquellos que desean desarrollar su cualidades para la ayuda. 
Formación y promoción del voluntariado:
  • Nos preocupamos por formar a toda persona que quiere sumar en nuestro proyecto. Así cómo a promocionar el voluntariado como una herramienta de transformación social.    

¿CUÁLES SON NUESTROS FINES?

  • Proporcionar de manera gratuita, anónima y especializada, un servicio permanente de ayuda de urgencia, por teléfono y presencial. 
  • Promover cuantas experiencias favorezcan el encuentro y la comunicación, la prevención de los conflictos, la mejora de la salud mental y la calidad de vida de las personas, las familias y los colectivos. 
  • Informar, sensibilizar y denunciar las situaciones de marginación y crisis graves
  • Fomentar el intercambio de experiencias y la colaboración con cuantas personas e instituciones, publicas o privadas, actúen en los campos de la ayuda urgente y de acción social. 
  • Promover y potenciar el voluntariado como medio de participacion social.  

Entradas populares de este blog

La importancia del voluntariado en el Teléfono de la Esperanza

De la ira a la calma

¿Y si la depresión pudiera afectarme?